AGIPASE

AGIPASE

2011(e)ko otsaila 20, igandea

REPORTAJE HOY DOMINGO SOBRE CUSTODIA COMPARTIDA

El cuidado de los hijos recae en la madre en nueve de cada diez divorcios

en la cav, Los casos de custodia compartida no llegan al 10%

La federación de padres y madres separados aboga por establecer este modelo como preferente

E. Arrazola - Domingo, 20 de Febrero de 2011 - Actualizado a las 05:34h

Donostia. Cuando una pareja se separa en Euskadi, la custodia de los hijos recae en la madre en nueve de cada diez casos. Según datos aportados por la Federación de Euskadi de Madres y Padres Separados, Kide-tza, el 86% de las mujeres separadas en Euskadi logra la custodia de sus hijos, frente al 4,7% de los hombres. Por tanto, la fórmula más extendida sigue siendo la monoparental, ya que a pesar de que año tras año aumente el número de solicitudes, los casos de custodia compartida no llegan al 10%.

Desde Kidetza, que agrupa las asociaciones de padres y madres separados de Gipuzkoa, Araba y Bizkaia, explican que este bajo porcentaje de guardias compartidas se debe a que la Ley del Divorcio de 2005 solo contempla esta figura cuando ambos progenitores llegan a acuerdo o en las situaciones contenciosas en las que el Ministerio Fiscal emite un informe a favor de esta opción.

Sin embargo, la realidad refleja que cuando no existe acuerdo entre los progenitores, la guardia y custodia de los niños sigue recayendo casi exclusivamente en las madres.

Con el objetivo de cambiar esta situación que califica de "injusta", la Federación de Euskadi de Padres y Madres Separados ha impulsado una campaña para exigir que la custodia compartida prevalezca sobre las demás opciones. Pide al gobierno central que modifique la ley estatal que regula el divorcio y en la que se basan los jueces para decidir sobre el futuro de los hijos, y anima al Gobierno Vasco a que desarrolle una ley autonómica de Custodia Compartida. "Aragón, Valencia y Galicia ya han comenzado a regular su código civil en esta línea y nosotros podríamos hacerlo como se hizo con la Ley de Parejas de Hecho", argumenta el presidente de Kidetza, Justo Sáenz.

bueno para todos Desde la Federación de Euskadi de Padres y Madres Separados consideran que la custodia compartida es beneficiosa "para todas las partes", especialmente para los hijos, "porque les da derecho a relacionarse en igualdad de condiciones con ambos progenitores". Asimismo, sostienen que con esta opción, los menores "no tienen ningún sentimiento de culpa y pueden relacionarse con abuelos, tíos y primos de las dos familias".

Kidetza critica que la custodia monoparental es "discriminatoria" porque "aplica el concepto machista de madre tradicional que se queda en casa a cuidar de la prole", limitando sus ingresos y las posibilidades de rehacer su vida". Además, lamenta que debido a la situación actual, el papel del progenitor no custodio, normalmente hombre, "es irrelevante en la educación, el cuidado y la salud de los niños". Por todo ello, defiende la custodia compartida, que no implica necesariamente repartir los tiempos al 50%, sino que se ajusta en función de los horarios de los padres.

Para no alterar demasiado las rutinas de los menores, desde Kidetza recomiendan que los hijos pasen periodos de entre 15 y 30 días alternos con cada cónyuge. Los padres pueden optar por mantener la vivienda familiar y mudarse allí cuando les toque estar con los hijos, o recurrir al ejemplo de países como Francia, donde se liquidan los bienes y la expareja rehace su vida por separado con los mismo beneficios y deudas. El uso de la vivienda se desliga de la custodia monoparental y el cónyuge que vive fuera ya no tiene que pagar el 50% de la hipoteca.

Falsas denuncias Otro de los argumentos esgrimidos a favor de la implantación de este sistema como modelo preferente es que "se evitarían las falsas denuncias de malos tratos". Tal y como explican desde Kidetza, algunos abogados recomiendan a sus clientes que interpongan una denuncia por violencia de género para presionar en el proceso de divorcio. Y es que saben que gracias a los juicios rápidos, las medidas cautelares se hacen efectivas en tan sólo un día y la esposa se queda con la vivienda y los hijos hasta que llega la sentencia, que tarda entre uno y dos años.

Los defensores de este modelo saben que la custodia compartida "no es el milagro que lo soluciona todo", pero están convencidos de que "favorece la corresponsabilidad parental, la igualdad entre el hombre y la mujer y preserva el interés de los más afectados, los hijos".

Por ello, Kidetza ha contactado con los partidos políticos y ha solicitado una reunión con el lehendakari, Patxi López, para solicitarle la creación de una ley autonómica de Custodia Compartida. La federación también intentará visitar al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, y al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. "Intentaremos llegar hasta el final porque hay una demanda social muy grande", adelanta Sáenz.

iruzkinik ez:

Argitaratu iruzkina